T�tulo
T�tulo
T�tulo T�tulo T�tulo T�tulo T�tulo Publicidad

Header Ads

Dos nuevas víctimas de la Ballena Azul en Colombia




Los jóvenes, de 14 y 15 años, se lanzaron desde el piso 13 de una edificación en el sur de la ciudad. En el cuerpo de uno de ellos se evidenciaron múltiples lesiones causadas por una navaja.

Las autoridades de Bogotá tratan de establecer las circunstancias en las que dos menores de edad, un adolescente de 14 años y una joven de 15, perdieron la vida este miércoles tras lanzarse del piso 13 de un edificio del sur de Bogotá, influenciados al parecer, por el juego de la ballena azul.

Según un reporte preliminar de los organismos de riesgo de la capital, los hechos se registraron sobre las 8:54 de la mañana en una estructura ubicada en el barrio San Bernardino de la localidad de Bosa, particularmente en la carrera 58 C sur #82-31.  

Las víctimas son una menor de 15 años que presenta trauma craneoencefálico severo y un joven de 14 años, quien también presentaba múltiples traumas. Sin embargo, lo que llamó la atención de las autoridades es que el adolescente tenía múltiples lesiones lineales en forma de flechas en su tórax, realizadas presuntamente con una navaja.

Es por ello que se estudia la hipótesis de que ambos menores habrían sido víctimas del juego de la ballena azul, que persuade principalmente a adolescentes entre los 12 y 14 años con tendencia a la depresión y que consiste en cumplir con 50 retos que van desde pintar una ballena en una hoja de papel hasta, precisamente, lanzarse al vacío desde un edificio.

La ballena azul comienza en grupos anónimos creados, por lo general en redes sociales como Facebook, administrados por personas que operan bajo pseudónimos. El primer paso es contactar a los jóvenes a través de mensajes a sus cuentas en redes sociales o teléfonos celulares.

Una vez se acepta entra en el juego, los jóvenes deben cumplir con 50 retos que van desde tareas bastante básicas, como dibujar una ballena en el papel o hacer publicaciones en redes sociales con el hashtag #I_am_whale (soy una ballena). A medida que pasa el número de tareas, se incrementa el nivel de “dificultad” hasta el punto en que los menores son persuadidos para realizar actos en contra de sí mismos, como a hacerse heridas o a dibujar una ballena en su antebrazo utilizando una cuchilla.

Entre los retos que se han conocido están el de cortarse el labio, pararse en el borde de un puente, sentarse sobre un tejado, ver videos de horror a una hora determinada o escuchar música que los administradores, llamados curadores, envíen.

Para poder continuar con una nueva tarea, los menores deben enviar una fotografía como prueba de haber cumplido con la tarea asignada. Según los medios de Rusia, la última prueba consiste en lanzarse al vacío desde un edificio.

También se ha señalado que los menores que intentan abandonar el juego son amenazados por los administradores, quienes los intimidan señalando que poseen los datos de sus padres o sus direcciones.    
Con la tecnología de Blogger.