T�tulo
T�tulo
T�tulo T�tulo T�tulo T�tulo T�tulo Publicidad

Header Ads

Menor se quería lanzar de un cuarto piso en Neiva


Momentos de angustia y desesperación se vivieron en la torre nueve de este popular sector del sur de Neiva, cuando un menor de edad intentó salir por una ventana cuarto piso, luego que su mamá lo había dejado encerrado con llave.

El hecho se presentó el domingo a las 11:00 de la mañana, cuando el niño de 9 años de edad –quien al parecer tiene una discapacidad- abrió una de las ventanas para salir de su casa, porque su progenitora lo había dejado encerrado, tenía hambre y quería salir.

En ese momento algunos de los habitantes del sector se percató de lo que estaba pasando y prendió las alarmas, de inmediatamente se prendieron las alarmas y buscaron evitar a toda costa que saltara.

Por precaución llevaron unas colchonetas y las tiraron en la parte de abajo, para amortiguar la caída del pequeño. “Rompió el vidrio, abrió la ventana, se asomó y se iba a tirar. Nosotros como vecinos estábamos muy angustiados, estábamos en pánico, desespero, angustia, al ver que en cualquier momento se iba a tirar”, indicó una mujer residente en el sector.

Mientras la comunidad le hablaba al menor y lo entretenía para que no se saliera por la ventana, dieron aviso a las autoridades, de inmediato llegó una patrulla de la Policía Metropolitana de Neiva, los agentes subieron al apartamento, entraron y lo rescataron en el momento justo.

“Gracias a Dios los policía entraron a tiempo, lograron detenerlo y salvarlo. El niño se encontraba solo lo habían dejado solo y por eso se quería salir por la ventana”, explicó la dama.

A raíz de esto las autoridades comenzaron las investigaciones pertinentes para tratar de establecer el por qué la madre había dejado solo a su hijo, en un suceso que pudo haber terminado en tragedia.

“En este caso se presenta una violencia contra el menor, ya que no están dadas las condiciones para que esté solo. Ya con el Instituto de Bienestar Familiar se toma la tutoría del menor a la espera de qué decisión se toma frente a los padres que dejaron en abandono este menor de edad”, aseguró Nelson Quiñonez, Comandante encargado de la Policía Metropolitana de Neiva.

Las primeras indagaciones hablando con el menor es que al parecer no había consumido alimentos, tenía hambre, por lo que iba a salir por la ventana de su casa.

Ahora serán las instituciones pertinentes –Icbf- quienes deberán establecer las responsabilidades pertinentes y reestablecer los derechos del menor que cuenta con una discapacidad, por lo que nunca debió estar solo en una casa.

La comunidad agobiada por este hecho solicitó a las autoridades que el pequeño sea llevado a un lugar más seguro o que una persona lo esté cuidado permanentemente para evitar emergencias como la sucedida.

Tomado de La Nación

Con la tecnología de Blogger.