T�tulo
T�tulo
T�tulo T�tulo T�tulo T�tulo T�tulo Publicidad

Header Ads

Tres razones para esterilizar a una mascota


Nuestros lectores nos preguntan mucho por este tema. Gatos, perros, cerdos mini y hasta los conejos deben pasar por este procedimiento que solo toma entre 30 y 45 minutos y le evitará dolores de cabeza.

Cuando una persona compra un cachorro, ya sea de perro o de gato, cree que nunca va a crecer. Y por eso cuando el veterinario le plantea la esterilización piensa que es una medida extrema. Algunos incluso piden anticonceptivos para las hembras, “para no ser tan extremos”.

Pero pasados los seis u ocho meses, en el caso de las gatas, estas empiezan a producir extraños arrullos que van in crescendo y se fugan de la casa. Los gatos también padecen ese despertar sexual, temible en muchos casos, pues algunos en sus intentos de huida se arrojan por las ventanas de los edificios altos; eso sin hablar de la olorosa orina con que marcan el territorio. En el caso de los perros, los machos que no están castrados suelen ser agresivos con otros canes y se vuelven difíciles de controlar. Las hembras corren el riesgo de tener crías desde el primer celo.

El debate se concentra hoy en cuándo hacerlo. Para muchos veterinarios, lo mejor es antes de que tengan el primer celo o antes de que alcancen su madurez sexual, esto es entre los seis y los ocho meses. Hay veterinarios que aconsejan hacerlo más cerca del primer año de vida, cuando ya se han desarrollado físicamente: músculos, articulaciones y huesos ya están formados y tienen su forma adulta. Lo que advierten es del riesgo de hacerlo antes de los cinco meses, pues en la edad adulta pueden tener problemas de salud.

El procedimiento es relativamente fácil: la mascota debe tener un ayuno de sólidos de 12 horas y de agua de seis horas. La cirugía, considerada de bajo riesgo, dura 30 minutos para los machos y 45 minutos para las hembras. Cuesta entre $120.000 y $280.000, dependiendo de si es gato o perro y del tamaño, peso y edad. Se usa anestesia por vía intramuscular y el animal se recupera en 24 horas; la herida cura pronto sin necesidad de hacer curaciones. La alcaldía de Bogotá, al igual que la gran mayoría de ciudades y municipios del mundo, tiene un programa dirigido para la castración de mascotas, de forma gratuita y masiva, para estratos 1, 2 y 3, por ser un servicio subsidiado.

1. Su mascota tendrá una vida más sana

La esterilización mejora la calidad de vida de perros y gatos, y aumenta el número de años que pueden vivir. Evita la aparición de tumores, de enfermedades de la próstata y el cáncer de mama en el 50 % de caninos y 90 % de felinos. Previene la piometra o infección uterina, que el 80 % de las perras y el 40 % de las gatas pueden presentar. Cada celo que pasa aumenta el riesgo de padecerla. El uso de inyecciones para evitar el celo tiene efectos secundarios, enfermedades de la vesícula, tumores, etc.

2. Mejora su comportamiento

La esterilización disminuye la marcada del territorio con orina. El instinto sexual decrece, así que los gatos y gatas se escapan menos y evitará maullidos intensos a deshoras, un comportamiento natural de las gatas en celo que resulta agotador para la familia. En el caso de los perros, disminuye la agresividad con otros de su especie y aumenta su sociabilidad, o evita que su perra resulte embarazada. Los problemas de agresión disminuyen en un 90 %. Es un mito que les cambia el carácter. En las perras hay cambios de comportamiento que acompañan al celo, como irritabilidad, agresión o tendencia a esconderse. Sin celo, esto no pasa.

3. No más abandonos

“Es una cuestión de responsabilidad”, dicen en la clínica veterinaria Esteriliza a tu mascota. Tienen razón: se evitan embarazos no deseados (hay quienes quieren tener crías de sus mascotas), la sobrepoblación, disminuye la propagación de enfermedades y hay menos perros callejeros. Las estadísticas señalan que de una camada de diez, ocho animales son abandonados. En Colombia, cada año son abandonados cerca de 5.000 animales. Seis de cada diez familias colombianas cuenta con alguna mascota.

Tomado del Espectador



Con la tecnología de Blogger.