Cerca de 115 mujeres permanecen en huelga de hambre desde el pasado viernes en el centro penitenciario de Rivera. Las reclusas exigen mejores condiciones pues son 175 las mujeres que se encuentran en un espacio adaptado solo para 46.

Hacinamiento, falta de agua potable, problemas de salud son algunas de las razones que llevaron a estas mujeres a protestar con el fin de ser escuchadas y que los entes gubernamentales les brinden una solución.

Juan Carlos Reyes director de la cárcel, señaló a PITALITO NOTICIAS, que “la situación no es fácil, son mujeres que requieren su espacio, unas condiciones dignas para dormir y por su puesto ellas también se ven afectadas por el colapso de uno de los pozos que surte de agua el centro penitenciario”.


publicidad