Como Jaime Serrano Aya fue identificado el hombre que se autolesionó durante una audiencia en el Palacio de Justicia de Neiva.

Según se conoció el hombre de 30 años, tenía escondida dentro de su zapato una navaja, la cual sacó y se propinó varios cortes en su cuerpo con el fin de que las audiencias preliminares en su contra por el delito de hurto fueran suspendidas.

De inmediato el hombre fue reducido por los agentes captores que se encontraban en la sala y posteriormente fue llevado a un centro médico, donde finalmente un Juez de Control de Garantías le legalizó su captura.