Consternación y rechazo en todo el departamento y el país causó el asesinato de un reconocido docente que fue baleado cuando saludaba a sus estudiantes en una escuela de primaria ubicada en zona rural del municipio de Curillo.


Se trata del docente Juan de Jesús Moreno, un profesor que se dedicaba a impartir conocimientos a los menores del área rural del municipio de Curillo. En su primer día de clases en el segundo semestre fue sorprendido por sicarios que lo esperaron en la escuela hasta que él llegara para apuntarle con un arma de fuego y dispararle en una sola ocasión, haciendo que el proyectil le traspasara el corazón. Lo peor de todo es que el crimen fue presenciado por varios menores de edad que habían salido a recibir a su profesor, sin pensar que era la última vez que lo iban abrazar como siempre lo hacían cada vez que él llegaba.


Los estudiantes, en medio del dolor al ver a su docente baleado, trataron de auxiliarlo pero no pudieron hacer nada por salvarlo. El cuerpo del educador fue trasladado al municipio de Curillo donde las autoridades iniciaron las respectivas investigaciones. Ayer, el cuerpo fue llevado a Florencia donde se le realizaron algunos homenajes.

AMENAZADO

De acuerdo con directivos de la Asociación de Institutores del Caquetá- Aica, el docente fue trasladado desde el municipio de Cartagena del Chairá, luego de presentar varias amenazas en su contra al parecer por el trabajo que venía ejerciendo, razón por la que habría llegado a la escuela Horizonte en el municipio de Curillo.

RECHAZO

La muerte del docente ha generado todo tipo de rechazo no solo en el Caquetá, sino también en el país, en donde las autoridades nacionales desde tempranas horas de ayer comenzaron a manifestarse, rechazando este cruel hecho que cobró la vida de un profesor que lo único que hacía era capacitar a niños de diferentes fincas, en una área rural donde la educación tardó mucho tiempo en llegar.

“Lo primero que tenemos es que rechazar este hecho sucedido en la institución Horizonte, donde fue asesinado este docente en el primer día de clases del segundo semestre. No debemos dejar pasar por alto este crimen en una escuela, un sitio que debe ser escenario de paz. En el país la Central Unitaria de Trabajadores y la misma Fecode han rechazado este homicidio y tenemos que exigir seguridad para todos nuestros docentes y trabajadores del departamento. Además, la semana pasada tuvimos una reunión en el comando de la Policía en la que nos reunimos con las autoridades y líderes sociales para tratar varios casos de amenazas”, afirmó José Omar Orozco, presidente de Aica.

El presidente electo, Iván Duque, desde sus redes sociales rechazó este homicidio y exigió la captura de los autores responsables. “Rechazo el asesinato de un profesor dentro de un colegio en Curillo, Caquetá. Esto no puede seguir ocurriendo en Colombia. Las escuelas y colegios deben ser escenarios de aprendizajes y no de la violencia del pasado. Autoridades deben capturar con rapidez a los responsables”.

INVESTIGACIÓN

Por ahora no se ha logrado establecer los móviles del crimen; las autoridades trabajan arduamente para lograr dar con el paradero de los autores materiales e intelectuales para capturarlos y ponerlos a disposición de las autoridades judiciales competentes.