Algunos afectados dicen que la emergencia ocurrió al reventarse tanques de Acuasan y no por el desbordamiento de ríos tras las fuertes lluvias. Un niño murió.


Damnificados afirman que las pérdidas por vivienda se acercan a los 100 millones de pesos, pues las inundaciones destruyeron electrodomésticos, muebles y en algunos casos arrastraron sus vehículos.

Algunos sangileños grabaron los momentos de horror que vivieron con la avalancha que los sorprendió en la noche del jueves.

En uno de ellos se ve cómo la corriente arrastró por varios metros a una mujer que logró ser rescatada por dos hombres.

Decenas de vehículos, árboles y postes fueron arrastrados por la avalancha.
Aún no se ha establecido el número de damnificados por el temporal, en el que un niño de 7 años falleció.
publicidad