T�tulo
T�tulo
T�tulo T�tulo Publicidad T�tulo T�tulo T�tulo

Header Ads

Una FLOR en un territorio ideal

Publicidad Publicidad




Ausencia;  es la palabra con la cual se describen estos 3 años que se cumplen hoy del asesinato de la periodista  Flor Alba Núñez Vargas; el pasado 10 de septiembre de 2015 el periodismo en la región perdió una Flor, y con ello la seguridad y las garantías de seguir informando con libertad y sin el miedo de que sean vulnerados todos sus derechos, desde el respeto hasta la vida.
Hasta el momento, el crimen de la periodista no ha sido esclarecido, tras 3 años del asesinato no se tiene conocimiento de los autores intelectuales, y las investigaciones al respecto han sido incipientes; más allá de los corrillos de plaza pública, las autoridades no han entregado resultados concretos acerca de las investigaciones adelantadas, solo se tiene la  sentencia del sicario Juan Camilo Ortiz, condenado el pasado 08 de septiembre de 2017 a 47 años, 6 meses y 2 días de prisión por   los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico, porte y tenencia ilegal de arma de fuego.
Tras 30 meses del asesinato de la periodista, el segundo implicado en hecho sicarial fue capturado,  Jaumeth Albeiro Flores, quien conducía la motocicleta en la que se dieron a la huida, fue capturado en su vivienda a tan solo unos cuantos metros de donde ocurrió el asesinato de Flor Alba  tras una redada realizada por agentes de la Dirección de Investigaciones Judiciales DIJIN, el segundo indiciado no se allanó a cargos, y en estos momentos se encuentra en proceso de juicio oral acusatorio donde la fiscalía presentará el material probatorio para indicar su  culpabilidad en el homicidio.
Más allá de quienes perpetraron el crimen, no hay un panorama alentador, para conocer la otra parte de la historia y el nombre o nombres de quienes decidieron mandar a acallar a la comunicadora; en rueda de prensa el director seccional Huila de la fiscalía Justino Hernández indicó que el esclarecimiento de crímenes en Pitalito estaba sobre el 35%, un 10% más de la media nacional, es decir, por cada 10 crímenes, se resuelven 3 y medio, siendo así muy baja  la probabilidad de lograr el esclarecimiento del crimen de Flor Alba.



A 3 años de su asesinato
No ha sido fácil, para sus familiares, amigos y colegas sobrellevar estos 3 años con la incertidumbre de no saber quiénes estuvieron detrás del doloroso crimen, pero además aprender a vivir con la ausencia de alguien a quien aprendieron a conocer, a querer, y de quien tuvieron que despedirse de la noche a la mañana, sin decir siquiera adiós.
“La vida sin mí negra siempre es difícil, ya que hay muchas cosas que ella dejo marcado en mi corazón, y que quizá nunca volverán a darse de la misma manera, hay días que me hace demasiada falta, sus carcajadas, su forma de decir las cosas, su forma de hablar, ver como hacia las noticias, en fin, son muchas cosas que ya no regresarán, pero me por ahí dicen que la vida sigue y quiera o no, a mí me toco seguirla, duele en muchos momentos, pero también hay momentos felices junto a los demás seres queridos que quedan en esta tierra, ella me acompaña a cada momento desde el cielo y mis seres queridos me acompañan acá en la tierra” indicó Aris Hernández su esposo y compañero de vida.
Hubo quienes a raíz de la perdida decidieron seguir sus pasos, como su prima Paula Vargas, quien adelanta segundo semestre de comunicación social y periodismo, “Después de la marcha que se realizó por Flor yo inicio a empaparme del tema de los medios de comunicación, a conocer a fondo la importancia de los medios y lo que se puede lograr con ellos, después comienzo un  trabajo en Tv laboyana y   me enamoro del medio, y decido este año iniciar mis estudios profesionales.” Las personas más cercanas a la fallecida periodista han tenido que aprender a vivir con su ausencia, y con el legado que dejó.
“Puedo describir estos tres años en una palabra:  incertidumbre, por todo lo que no sabemos que nos pueda a pasar. Ya no estamos tranquilos realizando nuestro trabajo, esa sombra de Flor nos recuerda que alguien muy poderoso está detrás de muchas de las cosas que pasan en Pitalito y no podemos hacer nada para evitarlo.” Indica su colega y amiga Diana Martínez.
“Jamás se había sentido tanta soledad y frio a pesar de tan cálido ambiente que caracteriza a Pitalito. Han pasado 3 años de aquel día que nos marcó amargamente la tan inesperada partida de Flor y aun se siente ese pesado aire donde quiera que vamos. Aun no nos reponemos. Aun no lo superamos. Flor sigue aquí en nuestros corazones.” Manifiesta otra de sus colegas Diana Pérez
El sin sabor es general, toda la comunidad sigue a la espera de los resultados investigativos de las autoridades, la prensa mantiene el caso vigente, solicitando ese derecho a la verdad que tenemos todos.

El periodismo en la región

El periodismo en la región a continuado con su labor de informar, sin embargo, con la decisión de la autocensura para proteger sus vidas y las de sus núcleos familiares, no ha sido fácil para quienes informan, hacerlo sin tener miedo, o no escribir sobre algunos temas para evitar la misma suerte de la periodista Flor Alba.
“Tres años del vil asesinado de nuestra compañera Flor Alba sin que hasta la fecha se haya logrado esclarecer plenamente los móviles. Este hecho infortunado, ratifica una vez más que el ejercicio del periodismo sigue siendo una de las profesiones con enorme riesgo y que quienes la ejercemos infortunadamente no tenemos las garantías necesarias. Creemos que el estado se ha quedado corto en las acciones encaminadas, no solamente bridar la seguridad necesaria para poder desarrollar nuestro deber de informar de manera oportuna con imparcialidad y rectitud, sino también actuar con celeridad y prontitud las investigaciones frente a los actos que han atentado vilmente contra quienes dicen la verdad.”  Indica el periodista Alfredo Carvajal
El ejercicio periodístico ha dejado de lado la tarea de investigar, no por falta de instrumentos para hacerlo, sino a falta de garantías laborares y de seguridad;  Uno de los retos más duros para el periodismo regional y local es desligar el compromiso comercial con el ejercicio profesional.  El ejercicio periodístico atraviesa por un momento en donde se está dejando al lado la investigación para pasar solo a reproducción de contenidos que carecen de fuerza, les falta sustancia, contenido y denuncia.
“Seguimos siendo provincia y desafortunadamente la falta de academia es notoria. Aquí solo se es buen periodista cuando se habla bien de todo y de todos, pero cuando se muestra la realidad tal como es, allí ya lo tildan de seudoperiodista, amarillista, empírico, sin experiencia, malo, mentiroso y hasta le investigan la vida. No hay gobiernos que dignifiquen la profesión ni que ofrezcan algún tipo de garantía porque sencillamente porque ese tipo de iniciativas no les genera votos.”
Este es el sentir del gremio de periodistas en el sur de la región, así califican el paso del tiempo en la ausencia de Flor, pero además en la ausencia de ese esclarecimiento y de garantías para el ejercicio de la labor.


Las autoridades frente a las garantías del ejercicio periodístico
El comandante del departamento de Policía Huila, coronel Juan Carlos  Restrepo Moscoso indicó que se dispuso como funcionario enlace con el gremio de Periodistas al jefe de la Oficina de Comunicaciones Estratégicas de la unidad, “Lo que ha permitido un acercamiento cimentado en la confianza de colegas, logrando de esta manera conocer informaciones de primera mano sobre sus necesidades de seguridad, con el propósito de activar las medidas preventivas de seguridad encomendadas a la Policía Nacional a través del Decreto 1066 de 2015.” 

Igualmente manifestó que dentro de las investigaciones que se llevan por denuncias, no se ha identificado un patrón que  permita identificar una sistematicidad en las denuncias presentadas. Sin embargo, se vienen realizando mesas de trabajo periódicas en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, la Unidad Nacional de Protección, el Ministerio Público y el ente territorial con el propósito  de analizar casos en concreto y hacer seguimiento a la implementación de la ruta de protección que establece el Decreto 1066 de 2015.


Ante el nivel de riesgo y denuncias realizadas por periodistas se indicó que r evisada la base de datos del Sistema SIEDCO PLUS, se encontraron varias denuncias de personas que ostentan la calidad de periodistas, las cuales vienen siendo objeto de seguimiento en las mesas de trabajo, con el propósito de fortalecer el sistema investigativo que permita el esclarecimiento de los hechos.


Con la tecnología de Blogger.