Dos ex policías denuncian que fueron retirados de sus cargos, luego de inmovilizarle el carro a dos oficiales de la misma institución, quienes conducían en estado de embriaguez.

Los dos patrulleros quienes se desempeñaban como agentes de la Policía Metropolitana de Bogotá hicieron público su caso luego de quedarse sin empleo, por lo que consideran un tráfico de influencias al interior de la institución.

publicidad