El brutal ataque con machete de un hombre a una perrita que se encontraba en estado de embarazo generó rabia y rechazo de los animalistas y comunidad general en Santa Marta.

La Policía intervino y capturó a Esmely Hostia Márquez, para evitar que fuera agredido por personas que presenciaron el hecho y se mostraron indignadas.

Bajo estrictas medidas de seguridad, Hostia fue conducido a la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía, allí se congregaron cientos de defensores de animales de la ciudad quienes pedían que se hiciera justicia.

"Se debe imponer una pena ejemplar para que se respete la vida de los animales en esta ciudad", dijo Yamile Gómez.

El jefe de la seccional de Protección y Servicios Especiales de la Policía Metropolitana de Santa Marta, mayor Aldemar Hernández, rechazó lo ocurrido y también solicitó la  máxima pena por esta condena que son 3 años de privación de la libertad. "Esperemos que este vil asesinato no quede impune", señaló.

Esmely Hostia grabó un video desde el calabozo pidiendo perdón por su acción y justificando su reacción. "La perra me intentó morder y yo me defendí con un machete que cargaba encima. Estoy muy arrepentido, lamento lo que pasó y me comprometo de ahora en adelante a cuidar de los animales", manifestó.

Según testigos, el hombre de una manera desmedida le rajó el abdomen a la perrita de nombre 'Negrita' y le sacó los órganos, causándole su muerte y de los cachorritos que estaban a punto de nacer.

En las últimas horas de este domingo se llevó a cabo la audiencia de legalización de captura, donde un juez ordenó la libertad de Esmely Hostia.