En medio del desconcierto por parte de la comunidad en la vereda La Embajada, ubicada a unos kilómetros del municipio Barranca de Upía en el departamento del Meta, lugar en el que fue encontrado el cuerpo de la menor Angie Lorena Nieto, se conoció que el mismo día del crimen, el autor del asesinato fue puesto a disposición de las autoridades competentes para iniciar el proceso de judicialización y audiencia de control de garantías.

 De acuerdo con el alcalde de Cabuyaro, Felipe Piñeros, el agresor Pastor Gómez Vaca no puso resistencia en el momento de su captura y confesó el crimen durante la audiencia ante el juez de garantías.

"La noche del 31, llegó la información que la niña está desaparecida y se iniciaron los dispositivos pertinentes; sobre la mañana del primero de enero llegó la Policía y se encontró con un costal a la orilla de la vía con el cuerpo de la niña sin vida, luego se llegó a la conclusión que la última persona que se encontró con la menor fue Gómez Vaca", afirmó el Alcalde.

 Piñeros anunció también que luego de las pesquisas, el cuerpo de la niña fue llevado a medicina legal y en la tarde de este miércoles será entregado a sus familiares para que se lleven a cabo las exequias.

El mandatario de Cabuyaro narró que el padre del agresor es muy allegado a la familia de la menor asesinada y sus hogares tan solo son separados por dos casas en la vereda de Erijoa en limites de ese municipio del Meta.