Así lo lamentó el alcalde Enrique Peñalosa, y explicó que dicha ley le obliga a prestar la plaza Santamaría para estos espectáculos.
El mandatario expuso su postura en este trino:

En Medellín ell dueño mayoritario de la plaza LaMacarena decidió no alquilarla para corridas de toros. Desafortunadamente en Bogotá una orden de la Corte Constitucional nos obliga a alquilar La Santamaría para estos espectáculos que rechaza la mayoría de los ciudadanos

Clara Lucía Sandoval, directora de Protección y Bienestar Animal, profundizó en el tema: “Tenemos una sentencia que es la T296 del 2013 donde la corte ordena a la administración distrital no adelantar ninguna acción que pueda entorpecer la realización de las corridas de toros”.


La temporada taurina en Bogotá se hará de febrero a marzo.

Mientras el Distrito espera que el próximo año el Congreso de la República legisle sobre las corridas, la corte recuerda que estas prácticas se pueden mantener en municipios donde se han hecho por tradición.