Juan Manuel González Suárez fue llamado a juicio por su presunta responsabilidad en la violación a una menor de edad.

A juicio oral por presuntamente haber violado a una menor de edad, fue llamado Juan Manuel González Suárez, funcionario de la Casa de la Memoria en Neiva.

La acusación, contra el hombre, fue hecha por la Fiscalía 14 Seccional Caivas que llevará 13 pruebas testimoniales además de científicas, ante el Juez Tercero Penal del Circuito de Neiva con Funciones de Conocimiento.

González Suárez, acusado del delito de acceso carnal violento que castiga con una pena mínima de 16 años y máxima de 30 años de cárcel, fue denunciado por la menor.
Según la denuncia y escrito de acusación, la presunta violación habría ocurrido el 25 de agosto de 2012, cuando la menor se encontraba sola en el aparta-estudio ubicado en el barrio Cándido en la ciudad de Neiva.

El hombre, novio de la prima de la víctima, llegó al apartamento en compañía de una hermana de la menor en busca de la mamá de ella para que le lavara una ropa. “Como la mamá no estaba, ella (la víctima) le recibe la ropa y la lava”, señaló la Fiscalía en el escrito de acusación.

González regresa al aparta-estudio hacia las dos de la tarde en busca de su ropa, la menor, quien estaba sola le manifestó que aún estaba húmeda, media hora después vuelve, ella que se encuentra envuelta en una toalla, abre la puerta y le dice que la ropa está en la puerta.

El hombre ingresa al apartamento, cierra la puerta, la asegura con el pasador y comienza la agresión sexual contra la menor. “Me tira a la cama, me coge de las manos, y del cuello y empieza a quitarme la toalla y la ropa interior…”, dijo la menor al  fiscal.

Agregó que trató de defenderse, pero la fuerza de González le impidió quitárselo de encima. “Yo no podía defenderme porque es muy gordo, muy pesado, además alto, le decía que se fuera, que mi mamá estaba en la tienda, pero él no escuchó y se quedó ahí…”.

Recordó que el sujeto la cogió con fuerza de los brazos y el cuello. “Me coge fuerte de los brazos, y del cuello, me quita la toalla y la ropa interior y me viola…Le decía que me estaba lastimando…me lastimaba mucho el cuello…”.

Señaló la víctima, que González luego de haberla violado le preguntó que si se encontraba bien. “Cuando ya me violó se levantó, se lavó las manos y me preguntó que si estoy bien…me cogió la cara…”.

La menor en medio de la angustia y el dolor, le contó a una amiga lo sucedido, quien le aconsejó que le dijera a la hermana e instauraran la denuncia en la Fiscalía. “Le conté a una amiga, me dijo que le dijera a mi hermana le dije que me daba miedo, le conté además de mi papá”.

La víctima expresó que su prima, novia de González Suárez, al enterarse de lo sucedido manifestó que ella presentía que ese ataque podría suceder. “Mi prima dice que ella sabía que eso algún día iba a pasar y que Juan Manuel estaba era detrás de mi hermana, que a otra prima él le había robado besos…pero ninguna ha dicho nada”.
Sostuvo la menor en la denuncia que varias personas de la familia le manifestaron que no denunciara a González  Suárez, para no hacerle daño a la prima. “Mi papá y mi hermana son los que han estado pendientes, los demás de la familia me dicen que me quede callada, que si es que no pienso en mi prima…”.

Aseguró que a pesar del paso del tiempo aún le da miedo ver a González Suárez. “Yo lo veo y me da mucho miedo…”.

La menor producto de la violación quedó en embarazo y el once de junio de 2013 tuvo al bebé, un niño. “Él se negó hacerse la prueba de ADN”.





publicidad