La Fiscalía informo que develó con apoyo de la Policía Nacional y el Gobierno de los Estados Unidos, "un aberrante caso de explotación sexual infantil en Medellín".





Al menos cinco víctimas, entre 13 a 17 años de edad, habrían sido contactadas por un ciudadano estadounidense quien, al parecer, les ofreció dinero para que accedieran a sus propósitos sexuales, así fue constatado por los investigadores que ubicaron y entrevistaron a algunas de las menores afectadas.

Como Thomas Michael Renno fue identificado el hombre que fue presentado ante un juez de control de garantías de Medellín;, su captura fue legalizada, al igual que los elementos obtenidos, y le fueron imputados los delitos de demanda de explotación comercial con persona menor de 18 años agravado (por ser turista y estar involucrados menores de edad), pornografía con personas menores de 18 años en concurso homogéneo y sucesivo, utilización o facilitación de medios de comunicación para ofrecer actividades sexuales agravadas en concurso homogéneo y sucesivo.

Renno fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario. La Fiscalía avanza en las indagaciones para identificar a otras personas vinculadas a este caso y que harían parte de una red de proxenetismo.

El caso

El 5 de septiembre de 2018, la Seccional Medellín de la Fiscalía General de la Nación recibió, provenientes de Estados Unidos, reportes que daban cuenta de un computador en la capital antioqueña desde el que se ofrecían servicios sexuales de infantes y adolescentes.

"La información conocida hacía referencia a conversaciones a través de la red social Facebook y chat de messenger, en las que un hombre ofrecía hasta 100 dólares por niñas menores de 18 años", indicó el ente acusador en un comunicado divulgado este domingo.





El hombre involucrado en los diálogos fue identificado como Thomas Michael Renno quien, según el material probatorio recaudado, buscaba evadir la acción de las autoridades con tres perfiles diferentes (Tom Renno, Tom Rene y Tom Reinolds) que también utilizaba para compartir fotografías, videos y otro tipo de material pornográfico.

En el proceso se constató que el extranjero ingresó en siete oportunidades al país entre el 9 de mayo de 2017 y el 26 de mayo de 2018. En este periodo habría cometido las actividades ilícitas con niñas y adolescentes.

Captura

Renno, de nacionalidad estadounidense y quien portaba una cédula de extranjería emitida por autoridades colombianas, llegó el pasado jueves al Aeropuerto Internacional José María Córdova, en Rionegro (Antioquia), procedente de San Francisco (California - Estados Unidos).

La embajada de Estados Unidos en Colombia alertó sobre la eventual vista del hombre a Medellín entre el 26 y 28 de marzo, así que investigadores de la Dijin de la Policía Nacional lo esperaron en la terminal aérea e hicieron efectiva la orden de captura obtenida por la Fiscalía.

La oportuna intervención y coordinación entre las autoridades colombianas y las de Estados Unidos evitó la afectación física y psicológica de más menores de edad, en el entendido que hay evidencias sobre contactos previos de Renno con hoteles y operadores turísticos que supuestamente le proveían víctimas menores de edad y le brindaban hospedaje.

"Los datos aportados conocidos fueron verificados con los testimonios de la mamá de una de las jóvenes contactadas que precisó como en el celular de su hija aparecía el número telefónico y los datos de ubicación del ciudadano estadounidense. A estas pruebas se sumaron correos, mensajes y fotografías encontradas en el teléfono del capturado", explicó la entidad investigadora.