Se supone que la uniformada debía estar en el servicio de vigilancia pero dejó su labor por irse al recinto, ubicado en el sector de Soacha, Cundinamarca.

La mujer fue atrapada cuando un oficial de la Policía del departamento estaba haciendo un procedimiento de rutina y se percató que en un carro particular, que salía del motel, se movilizaba la uniformada.

El oficial detuvo el vehículo y ahí pudieron confirmar la identidad de la pasajera, según la emisora.
Ahora, la mujer deberá enfrentar un proceso por el delito de abandono del servicio ante la justicia penal militar, que determinará su responsabilidad, de acuerdo con la cadena radial.


publicidad