El macabro hecho ocurrió en Parque Nacional Kruger (Sudáfrica). Según las autoridades de la zona protegida, cuatro hombres entraron sin permiso a perseguir a varios rinocerontes. El hombre que murió habría sido atacado primero por un elefante y luego por leones.

Las autoridades encontraron solo el cráneo y los pantalones del hombre que habría ingresado al parque para cazar un rinoceronte.Tomada de Pixabay
En la noche de pasado lunes primero de abril, cuatro hombres entraron sin permiso al en Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica. Al parecer, su objetivo era cazar a un rinoceronte africano para extraer sus cuernos, por sus beneficios afrodisiacos. Según un reporte de CNN, uno de los cazadores habría sido atacado por un elefante, hecho que le habría causado la muerte, y después devorado por una mandada de leones.

Desde que se registró la desaparición de este hombre, la Policía de la ciudad y los guardabosques iniciaron su búsqueda, que estuvo dirigida por Don English, gerente regional de Kruger. Su muerte fue notificada a sus familiares un día después de que se perdiera su rastro en el parque, pero las autoridades siguieron en las pesquisas para dar con su cuerpo. El pasado jueves 4 de abril, el grupo de búsqueda encontró que solo quedaba su cráneo y sus pantalones.

Glenn Phillips, gerente ejecutivo del Parque Nacional Kruger, extendió sus condolencias a la familia del hombre. “Entrar al Parque Nacional Kruger ilegalmente y a pie no es prudente, tiene muchos peligros y este incidente es evidencia de ello”, advirtió. “Es muy triste ver a las hijas de los fallecidos lamentando la pérdida de su padre, y peor aún, solo pudiendo recuperar muy poco de sus restos”, aclaró el gerente a la cadena CNN.

Según el reporte del portal de noticias de Estados Unidos, los acompañantes del hombre que falleció fueron capturados pues en Sudáfrica está prohibida la casa de rinocerontes africanos. Conocedores del valor del cuerno de este animal aseguran que su valor es mucho más valioso que la cocaína en algunas partes del mundo. En cuanto a la importancia del Parque Kruger, CNN asegura que se trata de una zona especialmente protegida por el gobierno sudafricano por el número de especies que residen allí.

“De especial preocupación es el rinoceronte negro, que se considera en peligro crítico de extinción después de que su población cayó de aproximadamente 65.000 en 1970 a 2.400 en 1995, según el Parque Nacional Kruger. Desde entonces, los esfuerzos de conservación han aumentado su número, y los 5.000 rinocerontes negros que quedan en el mundo viven predominantemente en Sudáfrica, Namibia, Kenia y Zimbabwe”, reseñó CNN.