En Fundación, Magdalena, celebran la condenda de 53 años de cárcel para Adolfo Enrique Arrieta, quien asesinó a la niña de 9 años Génesis Rúa, en octubre del 2018.

El caso conmocionó al país, y el ‘el monstruo de Fundación’, pudo ser capturado a las pocas horas de cometido el atroz crimen.

Fue el juzgado tercero promisco de Fundación, donde este lunes casi ocho meses después del asesinato, se profirió la condena.

Abelardo de la Espriella, fue quien tomó el caso.

La audiencia empezó pasadas las 10 de la mañana y pasado el medio día se había tomado la decisión.

El caso

Génesis iba camino a casa de una vecina cuando desapareció, y su familia y vecinos empezaron a buscarla.

Varias horas después descubrieron que su vecino no estaba quemando basura, sino que trataba de deshacerse del cuerpo de la pequeña Génesis.

Alcanzó quemar parte del cuerpo, pero Medicina Legal pudo determinar que fue asfixiada y presentaba violencia sexual.

“El monstruo de Fundación”.

“El asesino confesó su crimen en audiencia pública, en Fundación”, recoge  

Todavía no se ha conocido a qué centro penitenciario será enviado el “monstruo de Fundación”, pero no se descarta sea fuera de Magdalena.

publicidad