El exjefe guerrillero también lanzó fuertes acusaciones al presidente Iván Duque, al exfiscal Néstor Humberto Martínez, a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y al expresidente Álvaro Uribe Vélez.

En una carta publicada en su cuenta de Twitter, el exjefe guerrillero Iván Márquez se pronunció sobre la situación de su compañero Seuxis Paucias Hernández, conocido como Jesús Santrich, y lanzó fuertes críticas al gobierno del presidente Iván Duque Márquez y la Fiscalía General de la Nación.

Márquez, de quien no se conoce su paradero actualmente y no ha comparecido ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) argumentando problemas de seguridad personal y jurídico, cuestionó la recaptura de Santrich y reiteró la tesis de FARC de que el exjefe guerrillero había sido dopado “hasta causarle inconsciencia, llevándolo al borde de la muerte”.

“Ningún colombiano necesita ser jurista para entender que nada de lo que diga una persona drogada forzosamente —como ocurrió con Santrich— puede ser legal. Esa ‘legalización de captura’ fue una ilegalidad, un abuso de autoridad. Deben responder el exfiscal general y hasta los médicos que se prestaron para esa infamia rastrera”, dijo Márquez.

En ese mismo sentido, le dijo al presidente Duque que “no dinamite la independencia de los poderes con ese odio sordo que solo busca hacer trizas y dejar sin efecto el Acuerdo de Paz de La Habana”. “No se rasque las vestiduras proyectándose como un presidente impoluto frente al narcotráfico, porque usted sabe que su jefe político, Álvaro Uribe Vélez, es un mafioso dueño de una huella imborrable”, expresó, y recordó el caso sobre el que se investigó al hoy jefe del Centro Democrático durante su gestión en cabeza de la Aeronáutica Civil, pero en el que no hay ninguna condena.

Además, sugirió que Uribe debe responder “por los falsos positivos que hoy quieren reactivar (…) por el desplazamiento forzoso de la población campesina y el despojo violento de 8 millones de hectáreas de tierra”. Incluso, pidió, tanto a Uribe como a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, que “digan la verdad sobre los muertos de la Comuna 13 de Medellín”.


“Presidente, frene esa campaña mediática sucia con la que usted y su facción política quieren demoler el sentimiento más hermoso que palpita en el corazón de los colombianos, que es el de la paz”, escribió Márquez.

Seguidamente, les habló a los excombatientes que se encuentran concentrados en los espacios territoriales de capacitación y reincorporación (ETCR). “Fue un grave error haber entregado las armas a un Estado tramposo, confiados en la buena fe de la contraparte. Qué ingenuos fuimos al no recordar las palabras sabias de nuestro comandante en jefe Manuel Marulanda Vélez, cuando nos había advertido que las armas eran la única garantía de cumplimiento de los acuerdos. La triste realidad es que nos pusieron conejo”.
Esta petición se hace luego de que el primer mandatario llamara a los partidos de gobierno e independientes para escuchar propuestas para reformar y blindar la extradición en el país a la luz del caso "Santrich".

En la foto se ve a Timochenko, jefe de la FARC; Sandra Ramírez, senadora; y los militantes del partido Pastor Alape, Benkos Biohó, Jairo Estrada y Rodrigo Granda.Óscar Pérez - El Espectador
Tras analizar el escenario que provocó la recaptura de Jesús Santrich, señalado por la Fiscalía por concierto para delinquir por narcotráfico, su partido FARC, surgido gracias al Acuerdo de La Habana, se reunió para poner todas las cartas sobre la mesa y reafirmar compromisos adquiridos en Cuba.

En primer lugar, la colectividad llegó a la conclusión de la urgencia que genera este episodio de reunirse con el presidente Iván Duque. "En este momento de innegable trascendencia para la paz de Colombia, insistimos en la necesidad de que, a la menor brevedad posible, usted pueda recibir una delegación de nuestro partido para exponerle personalmente nuestras inquietudes", le escribieron al primer mandatario.

Esta petición aterriza justo cuando el jefe de Estado se está reuniendo hoy mismo con partidos políticos para crear un consenso nacional para blindar el tema de la extradición que, a juicio del Gobierno, quedó marginado tras la decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de garantizar el derecho a la no extradición a Santrich y su liberación inmediata de La Picota.

Voces de las bancadas independientes, Cambio Radical y el Partido Liberal, insisten en la necesidad de que el consenso nacional del que habla el Ejecutivo se construya, al igual, con partidos de la oposición, entre ellos la FARC. “El Partido Liberal tiene que ayudar en un acuerdo nacional en la medida en que sea nacional. Colombia está muy ‘crecidita’ y muy madura como para creer que los acuerdos nacionales se dan sin las nuevas fuerzas políticas. No se puede sacar un acuerdo que tenga que ver con los pactos de La Habana que firmó el Estado con las Farc sin contar con el hoy partido en el que se convirtieron”, comentó el senador del trapo rojo, Luis Fernando Velasco.

Hasta el momento, la agenda de este lunes del mandatario está ocupada con los partidos de Gobierno (Centro Democrático, Conservador y Colombia Justa-Libres) y los independientes. Todas estas bancadas, a excepción del uribismo, insisten en la importancia de recibir a la FARC en esta conversación que, a ojos de Germán Vargas Lleras, líder de Cambio Radical, servirá para llenar los vacíos del Acuerdo de Paz. Tras el encuentro con estas colectividades se sabrá si el presidente invitará también a movimientos que están ganando fuerza en el Capitolio como la Alianza Verde, entre otros.

A este llamado que hizo el jefe de Estado, la representante verde, Katherine Miranda, aseguró que no existirá consenso nacional si no se invita a la oposición. "Creo que el presidente se equivoca si no nos invita. Sería un gran desacierto", dijo a W Radio. Igualmente, comentó que es importante que los temas de líderes sociales y el supuesto regreso de los falsos positivos se pongan sobre la mesa de conversación que convoca Duque.

Desde el año pasado, la FARC  ha sido reiterativa en pedir una reunión con Duque, pero aún no llega ese momento. Entre otras cosas de las que mencionó la colectividad en un comunicado del Consejo Político Nacional, y pese a la situación compleja,  es su ratificación de “que seguimos adelante con nuestros compromisos derivados del Acuerdo, incluidos los que hacen relación al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición”. Y se le pidió a la militancia “no flaquear (...) ni dudar de la importancia de lo realizado hasta hoy”.


Tomado de El Espectador 

publicidad