Por su propia cuenta, varios practicantes de ciclismo de Mocoa iniciaron con las
labores de reparcheo de los huecos que se encuentran sobre la vía hacia Pitalito, luego de sufrir varios accidentes y ante la inoperancia de la concesionaria en el mantenimiento de la carretera.

José Luis Ibarra, uno de los líderes de la iniciativa indicó que “hemos decidido tratar de ayudar tapando los huecos más grandes, los que han ocasionado accidentes a los ciclistas”.


Según Ibarra por lo menos unos 500 practicantes de este deporte se han visto afectados por el lamentable estado de la vía.  “Algunos muchachos han terminado con raspones, golpes en la cabeza, en sus extremidades”, indicó Ibarra, sin contar los daños en sus bicicletas.

En varias camionetas que llevan el material y con ayuda del Ejército en el control del tráfico vehicular los impulsores avanzan por los puntos más críticos de la vía. El propósito es atender el tramo hasta el puente del río Caquetá, que es hasta donde generalmente realizan los recorridos a diario.

La medida fue adoptada teniendo en cuenta el abandono en el que se encuentra este corredor vial por una concesión vial con graves problemas jurídicos. “Sabemos que lo que más daña la vía es el tránsito de tractomulas, pero esperamos que el problema de la concesión se mejore”, puntualizó Ibarra. Los promotores de esta iniciativa contaron con el apoyo de varios comerciantes y empresarios que donaron recursos para el material y el cemento.

Fotos e información de www.conexiónputumayo.com

publicidad