La ‘swinger’, de 52 años de edad, estuvo a punto de morir durante el festival sexual más grande de Europa, celebrado en la ciudad de Worcester, Inglaterra.

La mujer  participaba del evento de 3 días, llamado ‘Swingfields’, que se lleva a cabo, exactamente, en la aldea de Upper Welland, a dos millas de la famosa ciudad balneario de Malvern.

Luego de estar varias horas en el festival, lleno de orgias por todos lados y actividades como guerra (desnudos) en gelatina, la mujer se desplomó en el campo, ante la mirada de cientos de otros ‘swingers’, explica el mismo medio.

De inmediato, el personal que hace parte de la organización del festival sexual llamó a una ambulancia para tratar de salvarle la vida ante la mirada atónita de los otros participantes del evento, por el cual pagaron por entrar entre 200 y 400 libras (entre 800.000 y 1’600.000 pesos colombianos), detalla el rotativo británico.


publicidad