El trágico hecho se registró en Tailandia.

Un lamentable caso se registró en Tailandia cuando una mujer envenenó a su bebé recién nacida y luego la arrojó desde un tercer piso metida en una bolsa de basura. 

La joven sin identificar de 18 años de edad le confesó a la policía que ella no sabía que estaba embarazada, y que supuestamente entró en pánico después de dar a luz inesperadamente porque no quería que su novio se enterara. Según relataron las autoridades a los medios de comunicación locales, la mujer estaría embarazada de otro hombre.  

Luego de ser detenida ella contó con detalles cómo ocurrieron los hechos. “Ella nos indicó que fue al baño luego de sentir un fuerte dolor en el área inferior de su abdomen y a los pocos minutos ya se encontraba dando a luz. Una vez nació la bebé, ella se desesperó y decidió verter limpiador de drenaje en toda la cara de la recién nacida. De inmediato la metió en una bolsa negra y la lanzó desde un tercer pisohasta el contenedor de basura que se encontraba abajo”, relató uno de los inspectores del caso. 

La niña fue encontrada por uno de los vecinos, quien la llevó a la urgencia de un hospital al notar que aún respiraba, sin embargo, la pequeña falleció a los pocos días.  

La madre había huido junto a su novio, pero fueron capturados y puestos en detención. Inicialmente, ella negó el crimen, pero luego de ver los videos de las cámaras de seguridad del lugar donde vive, confesó.  

Por su parte, el novio negó estar involucrado en el asesinato y explicó que la joven le ordenó ese día que le comprara algunas toallas sanitarias y la dejara sola. "Después que volví con las compras limpiamos el baño pero no noté nada sospechoso excepto el cansancio de mi novia". 


publicidad