Antonia Pinho, de 61 años se dedicaba a ayudar a drogadictos y ancianos y era muy conocida en la ciudad

Antonia Pinho, religiosa de la Congregación de los Siervos de María Ministra de Enfermos en Oporto , fue encontrada muerta en la localidad portuguesa de Sao Joao Madeira. Su muerte ha conmocionado a todo el país puesto que era una religiosa muy conocida por su ayuda a los demás y por ir en motocicleta por la ciudad de Sao Joao Madeira.

Facebook Antonia Pinho

Poco a poco se van conociendo las causas de su muerte. Al parecer fue encontrada muerta dentro de la casa de un hombre, de 40 años, drogadicto y que había salido de prisión hace tres meses. La investigación apunta a que la religiosa se dispuso a ayudar al hombre y lo acompañó hasta su casa. Allí el asesino la invitó a entrar para posteriormente asesinarla y violarla.

El sospechoso dijo a las autoridades que fue la monja quien lo invitó a tener relaciones sexuales, pero tras el interrogatorio se desmoronó y confesó el crimen.

publicidad