Kimberly Nelligan, de 33 años, fue sindicada de negligencia por presuntamente haberle untado la potente sustancia a la niña unas 15 veces antes de matarla, la mujer  también les frotaba heroína a sus otros dos hijos, cuando eran bebés.

El caso ocurrió en octubre de 2018 pero solo hasta ahora se conocen detalles del mismo, consignados en los documentos legales del proceso, revela el portal metro.

La mujer compareció esta semana ante los tribunales del estado de Main, EE. UU., en la que se le ve muy enojada y sin muestras de arrepentimiento, además de que le hace señas obscenas a la prensa que estaba cubriendo la audiencia.

Indica que la negligencia con su hija le podría significar un año de cárcel y 2.000 dólares de multa, mientras que por posesión de drogas obtendría hasta 6 meses de cárcel y 1.000 dólares de multa, lo cual enfureció a la comunidad que sigue el caso.

Las autoridades reportan que Nelligan consume heroína por lo menos una vez por semana y que, según el padre de la niña, ya separado de Nelligan, la mujer le dijo que no quiso hacerle daño a la niña y que a sus otros dos hijos les había aplicado el mismo ‘tratamiento’ de frotarles heroína en las encías, sin las fatales consecuencias de este caso.


publicidad