En las últimas horas se conoció sobre amenazas, que llegaron pro medio de un panfleto en contra del registrador encargado del municipio de Saladoblanco.
Entre tanto  la alcaldesa de este municipio Zuleima Patricia Peña recibió una denuncia ante los órganos de control por presunta  participación indebida  en política. Se ha indicado por cuenta de algunas campañas a la alcaldía, que se estaría  favoreciendo de alguna forma a uno de los aspirantes en contienda, hecho que la mandataria ha negado en distintos medios de comunicación.
Recientemente se supo de un panfleto que llegó a manos de propio registrador en el cual, a través de un lenguaje soez, le solicitan libertad para votar. “Se está metiendo en donde no le importa, pues usted no es de aquí, déjenos votar como lo venimos haciendo”, se indica en el escrito calificado como amenazante y temerario.

Víctor Julio Díaz Figueroa funge de manera permanente como registrador en el municipio de Isnos, pero por esta época de contienda electoral, fue trasladado al municipio de Saladoblanco y, aunque al parecer el funcionario habría interpuesto las denuncias de rigor, ha manifestado que continuará para dar cumplimiento a las labores propias de su cargo.
Hace cuatro años en dicho municipio ocurrieron vergonzosos incidentes que provocó incluso la quema de las tarjetones electorales resultando involucrado en la investigación uno de los entonces candidatos que, en esta ocasión, de nuevo aspira a convertirse en el alcalde municipal.
Una de las medidas adoptadas por las autoridades en Saladoblanco es la prohibición del ingreso de teléfonos celulares por parte de los electores a los distintos puestos de votación, hecho que ha generado gran molestia y calificado como muy drástica pues afecta el libre derecho a comunicarse que tienen los ciudadanos.


publicidad