Una delegación de siete líderes aborígenes realizará una gira por 12 países europeos para denunciar las "serias violaciones" a los derechos de los pueblos originarios realizadas por el gobierno del presidente Jair Bolsonaro. Dialogarán con el Papa Francisco.

 Siete líderes indígenas de Brasil realizarán una gira por 12 países europeos para denunciar las "serias violaciones" a sus comunidades por parte del Gobierno.

Bajo el eslogan de la campaña "Sangre indígena: Ni una gota más", los líderes Sonia Guajajara, Alberto Terena, Angela Kaxuyana, Celia Xakriabá, Dinaman Tuxá, Elizeu Guarani Kaiowá y Kreta Kaingang, de Brasil, viajarán por Europa entre el 17 de octubre y el 20 de noviembre.

La primera parada será en el Vaticano, donde se celebra desde el domingo el sínodo sobre la Amazonia, convocado por el Papa Francisco. Luego seguirán por Italia (Turín, Bolonia), Alemania (Berlín, Múnich), Suecia (Estocolmo), Noruega (Oslo), Holanda (Ámsterdam), Bélgica (Bruselas), Suiza (Ginebra, Berna), Francia (París), Portugal (Lisboa), Reino Unido (Londres) y España (Madrid, Barcelona y Valencia). 

La comitiva prevé reunirse con "autoridades gubernamentales, líderes políticos, diputados europeos, empresarios, activistas y artistas", detalló la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB).

El objetivo es "denunciar las graves violaciones cometidas contra los pueblos indígenas por el gobierno brasilero, así como promover medidas que lo presionen a cumplir los acuerdos de preservación del medio ambiente y de respeto a los pueblos indígenas firmados por Brasil". 

En un comunicado también cita un reporte del Consejo Indigenista Misionero (CIMI), vinculado a la Iglesia católica, según el cual hubo un "aumento de invasiones a territorios indígenas en 2019".

El CIMI reportó 160 invasiones de traficantes de madera o mineros ilegales en tierras indígenas entre enero y septiembre, un aumento de 44% respecto a los incidentes registrados en todo 2018.

Desde antes de asumir el poder el 1 de enero, Bolsonaro aseguró que no permitiría el reconocimiento de nuevos territorios indígenas y ha defendido la explotación de recursos naturales en sus reservas.

Raoni Metuktire, un emblemático líder de la etnia kayapó de casi 90 años, viajó a Europa entre agosto y septiembre para defender la Amazonia y criticar la política ambiental del gobierno ultraderechista.

Al margen del G7 en Francia, Raoni pidió la salida del poder de Bolsonaro, quien rebatió las críticas del líder indígena el 24 de septiembre cuestionando la legitimidad del cacique.

"Acabó el monopolio de Raoni", afirmó el mandatario ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York.


publicidad