Suspendida de una soga, al interior de su vivienda fue encontrada por su padre, una joven de aproximadamente 23 años de edad, de quien se cree se habría suicidado desde el pasado viernes.

Los hechos se presentaron en el barrio Altos del Magdalena, al parecer el olor del cuerpo en descomposición y las llamadas no contestadas a sus familiares, alertaron a la comunidad y a su padre para ingresar hasta la vivienda.
La mujer vivía sola en el inmueble, por lo cual, nadie se había percatado del suceso antes.

En este momento, las autoridades proceden a realizar el levantamiento del cuerpo, y trasladarlo a la unidad de medicina legal, donde se le practicará la necropsia para determinar la causa real de su deceso.

publicidad