En el municipio de Gigante, autoridades buscan un cadáver que fue robado de su tumba en el cementerio de la población la noche anterior.


El cuerpo sin vida pertenece a quien se llamó Eduardo Morales Trujillo. El hombre había sido asesinado la noche del domingo 10 de noviembre en la vereda La Palma zona rural del municipio de Gigante.


Su familia determinó llevar su cadáver al cementerio local del municipio en donde fue sepultado, pero hace pocos minutos se conoció que llegaron hombres al cementerio en donde rompieron su tumba, y se llevaron el cadáver.


Las autoridades, desplegaron en el municipio y sus alrededores un plan para buscar sus despojos.



Con Información de AR Digital Noticias 
publicidad