En la vía del Alto de Ventaquemada, en la entrada de un establecimiento de eventos, se encontró un panfleto en el que decía “Se paga a millón de pesos por veneco muerto por ratas. Atentamente por la seguridad de Ventaquemada“.


Una trabajadora venezolana que atiende en un establecimiento de comida cercano al lugar en el que se encontró el panfleto,  aseguró que amanecieron con esa amenaza.



“Hoy amanecemos con esa amenaza, cuando nos fuimos no había nada y cuando regresamos ya estaba. Todos los venezolanos no somos iguales, no todos vinimos a robar o a matar”, declaró la joven extranjera.


Juan Carlos Acosta, otro trabajador extranjero, confesó que la integrantes comunidad de venezolanos están asustados por la amenaza. El joven aseguró que vino a Colombia a trabajar y no a hacer mal.


“La verdad yo estoy muy asustado porque yo vine fue a trabajar, a sacar adelante mi familia y no a hacer mal a algún colombiano”, declaró Acosta.


Las autoridades de Tunja investigan quiénes serían los autores del panfleto.


publicidad