El caso fue reportado por Samuel Ospina, padre de la víctima, quien a su vez pidió justicia por este lamentable hecho ocurrido a Estefanía Ospina Valencia, de 24 años de edad, en Bilbao, corregimiento de Planadas, sur del Tolima.


Según el denunciante, el agresor de su hija fue Willintong Cardona Patiño, quien la agredió con un machete, al parecer en un presunto caso de celos, al verla hablar con un vecino.

“A mí me llamaron a contar lo sucedido y enseguida me fui para la casa de ella y alcancé a ver a Willintong, quien me pidió disculpas, dijo que lo disculpara que no se pudo contener. Al rato no volvió a saber de él y al parecer se había llevado las dos niñas”, indicó el denunciante.

El hombre agregó, “la saqué como pude de la vivienda y me la llevé en moto hasta el centro asistencial donde fue atendida por un doctor y una enfermera que se dieron cuenta como fue desollarla, en carne viva tenía las lesiones; ellos me ayudaron a llamar a la policía”, agregó.

De igual forma el angustiado padre contó que el agresor tomó unas tijeras y le cortó el cabello, le cortó la ropa y además de agredirla con el arma blanca, se empecinó a darle puños y patadas hasta hacerla desmayar.

Se conoció preliminarmente que al parecer no era la primera vez que esta persona agredía a la mujer, tanto así, que la habría hecho perder un bebé con 6 meses de gestación.

Se dijo que el sujeto la amenazó de muerte si llegaba a contar lo sucedido a sus familiares. Don Samuel exige justicia porque “Willintong me secuestró a mi hija, casi la mata y aparte se llevó las dos niñas, sin tener en cuenta que una de ellas tiene 19 meses y todavía la lacta su madre.

Algunas versiones indican que esta persona estaría escondida en Herrera o en Rioblanco, o quizás en la capital tolimense donde residen sus padres.
publicidad