La niña fue encontraba muerta desnuda y desnutrida por la abuela. Cuando fue detenida, la madre no lloró ni mostró arrepentimiento. Enfrenta hasta 20 años de cárcel

Una madre confesó haber abandonado a su hija de tres años en casa mientras se pasó una semana de fiesta y encontró a la pequeña muerta. 

Maria Plenkina, de 21 años, abandonó a la pequeña Kristina que, muerta de hambre, intentó comer detergente en polvo. La niña fue encontrada desnuda, en una habitación fría y cubierta de basura, después de haber consumido una pequeña cantidad de comida que su madre la había dejado (un yogur, un poco de pollo y salchichas).

Antes de irse de fiesta, cerró el agua del piso. El cuerpo de la niña fue encontrado por su abuela Irina Plenkina, de 47 años, quien había venido a desearle un feliz tercer cumpleaños.

Los hechos sucedieron en Rusia.
¿ Que Opina usted de este lamentable caso?

publicidad