El niño  de 9 años confesó a las autoridades que llevaba días pensando en acabar con la vida de la menor, cuyo pronóstico es reservado.

La Policía recibió una llamada para que fuera a un domicilio Ocala, centro de Florida, y allí se encontró a la niña herida.Su hermano se había ocultado en un cobertizo que se utiliza para guardar equipos de mantenimiento del edificio de apartamentos donde ocurrieron los hechos.

La niña, que estaba consciente y podía hablar, fue trasladada por aire a un hospital cercano y no se ha facilitado por ahora información sobre su estado de salud.

El niño, identificado como Joseph por algunos medios, confesó a los agentes que le interrogaron que con un cuchillo de cocina hirió a su hermana en la espalda cuando la madre de ambos salió del apartamento por un momento.

Según el medio digital Ocala-News.com, el informe policial indica que el niño dijo que la idea de matar a su hermana "se le había metido en la cabeza dos días antes" y que trató de quitársela, pero no pudo.

La madre de los niños regresó al apartamento cuando el menor apuñalaba a su hermana, le quitó el cuchillo y llamó a la Policía.

publicidad