El pasado mes de marzo el fotógrafo australiano, Tobias Baumgaertner, publicó una imagen en sus redes sociales sin pensar que tocaría los corazones de miles de personas por la expresión de ternura que había en la foto. 

Se trata de la captura de dos pingüinos abrazados viendo al horizonte. Baumgaertner escribió junto a la imagen: “En momentos como este, los verdaderamente afortunados son aquellos que pueden estar con la persona que más aman”.

Asimismo, contó que dicha fotografía la pudo obtener hace un año luego de pasar tres días en una colonia de estas aves en Melbourne, Australia, y detalló que los dos pingüinos estaban sobre una roca revoloteando y observando las brillantes luces del horizonte y el océano. “Un voluntario se me acercó y me dijo que la blanca era una anciana que había perdido a su pareja y aparentemente también lo hizo el hombre más joven de la izquierda. Desde entonces, se reúnen regularmente para consolarse y permanecer juntos durante horas mirando las luces danzantes de la ciudad cercana”, narró el fotógrafo. 

Tras la positiva reacción de sus seguidores en Instagram, Tobias decidió mostrarles otra toma de esta pareja de aves marinas, y una vez más dio detalles de qué ocurría alrededor de ellos cuando eran fotografiados. “Mientras todos los otros pingüinos estaban durmiendo o corriendo, esos dos parecían quedarse allí y disfrutar cada segundo que tenían juntos, abrazados y hablando de cosas de pingüinos. El dolor los ha unido”. 

Y para conmemorar el Día Mundial del Pingüino, celebrado el 25 de abril, el australiano sorprendió a todos divulgando un video de las aves que lograron conmover a muchos por su genuino amor. “¡Qué estos dos traigan aún más amor a sus vidas!”, resaltó el artista de la fotografía.

“Soy un soñador, y creo que es importante tener sueños, ya que hacen que la vida valga la pena y den sentido al amor. Anteriormente compartí las imágenes de estos dos pingüinos para difundir el amor porque eso es lo que el mundo más necesitaba en este momento”, finalizó Baumgaertner.


publicidad