Se trata de un joven de 29 años quien no tenía enfermedades de base. Su familia denuncia que hubo negligencia por parte del personal de salud.

Hay indignación en Cartagena por la muerte de Jhon Rodrigo Estrada Martínez, un joven de 29 años quien tuvo que esperar más de 30 horas para que una ambulancia lo llevara desde su casa a un centro asistencial.

El hecho ocurrió cuando el joven entró en una crisis respiratoria y su familia buscaba que le brindaran atención médica urgente. Jhon Rodrigo se convirtió en la víctima número 21 por coronavirus en Cartagena y no tenía enfermedades de base.

‘El Jhon’, como lo recuerdan sus familiares y amigos, murió el pasado lunes 27 de abril en el Hospital Universitario de Cartagena después de vivir una “verdadera odisea”.

“A mi hermano le practicaron la prueba el jueves, y le dijeron que en tres días le entregaban el resultado, pero en esa espera mi hermano se agravó, dejó de comer, se puso pálido, no se sostenía tosía demasiado y le faltaba la respiración”, dijo Karla Ortega, hermana del joven.

“El sábado él se puso tan grave que nosotros desde la mañana empezamos a llamar a su EPS, Salud Total, y lo que me dijeron es que ellos no contaban con ese servicio de ambulancia de la casa a la clínica, y que había que esperar el resultado”, añadió la mujer en diálogo con BLU Radio.

Karla precisó que en medio de su desespero comenzó a llamar al Departamento Administrativo Distrital de Salud, DADIS, pero que la volvían a remitir a la EPS donde le dijeron que tampoco era con ellos.

“Llamé a la EPS y me dicen que no tienen el servicio, luego llamé al Dadis y me dijeron que la EPS, volví a llamar a Salud Total y me dijeronn que nos tocaba esperar el resultado (...) en fin me tenían era en la llamada de la muerte, ya no es el paseo de la muerte sino la llamada de la muerte”, aseguró.

Con tristeza la joven, que explicó que tras insistir por más de 30 horas, finalmente su hermano fue trasladado en una ambulancia al Hospital Universitario donde murió.

“Empezamos a llamar el sábado a las 9:00 de la mañana y la ambulancia lo recogió el domingo a las 2:00 de la tarde. Ya mi hermano estaba muy mal, a él le dio un paro cardiorrespiratorio de camino al hospital, luego allá le dio otro y ese fue fulminante”, contó Karla.

Sin embargo, las denuncias de la familia Ortega Martínez no pararon ahí.
Hasta este miércoles 29 de abril, el Departamento Distrital de Salud de Cartagena no ha entregado información detallada de este caso.

Finalmente, BLU Radio conoció que Karla, sus papás y su hermana menor de edad, fueron trasladados ayer a altas horas de la noche al Hospital Universitario, en donde les practicaron exámenes para determinar su estado de salud.

publicidad