En Yucatán, México, pobladores atacaron a una lechuza y la rociaron con agua bendita por creer que esta ave ‘anuncia la muerte’. El caso fue denunciado por los habitantes de la zona de Subincancab, en Timucuy, según informó el medio local ‘Diario de Yucatán’.

La asociación Proyecto Santa María informó que recibió reportes de los ataques contra el animal por parte de la comunidad. El ave fue atacada mientras estaba en el campanario de la comisaría del lugar. Un grupo de jóvenes, que también habitan en Subincancab, fueron quienes avisaron a las autoridades para que procedieran al rescate.



Después de caer al suelo y ser bañada en agua bendita, fue resctada y le detectaron graves lesiones como la fractura del pico y una de sus alas. Los activistas de la asociación mexicana manifestaron que la contingencia que está viviendo el mundo por el coronavirus intensifica este tipo de conductas. Para ellos, más allá de reflejar un tema cultural, es un instinto de “autoprotección”.

El 13 de mayo Proyecto Santa María, por medio de su cuenta de Facebook, solicitó ayuda para tratar a la lechuza. Según lo publicado, el ave necesita de cirugía, clavos, radiografías y una prótesis de pico para sobrevivir, pero la asociación no tiene los medios para hacer el tratamiento.


Publicidad