La cervecería Willinger, en el estado occidental de Hesse, Alemania, decidió regalar más de 500 litros de cerveza rubia y negra que no pudo comercializar debido a la cuarentena.

Franz Mast, propietario de la compañía, aseguró que necesitaba desocupar los tanques que tenía al tope para comenzar a producir cerveza fresca para cuando se vuelvan a abrir los bares en territorio germano, indicó El Comercio.

Decenas de personas salieron a hacer fila frente a la cervecería, respetando los protocolos de distanciamiento social y utilizando tapabocas.

Inicialmente, la cervecería había planeado entregar 540 litros de bebida el jueves, pero esa cantidad desapareció en solo cuestión de horas.

Los cerveceros alemanes se han visto bastante afectados por la pandemia del Covid-19 ya que la caída en las exportaciones, el cierre de restaurantes, bares e incluso la suspensión de la Bundesliga ha hecho que no puedan vender su producto.

Es más, el Oktoberfest de Baviera, el festival de cerveza más grande y reconocido del mundo, fue cancelado por las autoridades alemanas debido al coronavirus.
Tomado de canal 1 Digital

Publicidad