En el último Comité de Orden Público liderado por el alcalde del municipio de Pitalito, se tomaron todas las decisiones para trabajar mancomunadamente en el sector de la salud mientras se fortalece la política de seguridad ciudadana.

Uno de los acuerdos logrados con las instituciones, es la adecuación de un espacio provisional para la reclusión de las personas que, por determinación judicial o de la Policía Nacional, deban estar privados de la libertad.

De esta manera, adaptaron las antiguas instalaciones del Colegio Departamental en el centro del municipio para que las autoridades cuenten con un establecimiento para recluir a ciudadanos o ciudadanas que cometan actos ilícitos en la ciudad antes o durante el aislamiento decretado por el Gobierno Nacional y la Alcaldía de Pitalito.

Es de anotar que esta adaptación cuenta con los protocolos de seguridad como de salubridad para que el personal de la policía y los privados de la libertad no se contagien ni propaguen la COVID- 19.
publicidad