En medio de las medidas de confinamiento decretadas en Wuhan (China) donde se registró el primer foco del coronavirus, surgió la insólita historia de un hombre de 26 años que tras permanecer confinado cerca de 5 meses aumentó 112 kilos de peso.
La historia fue revelada en la red social asiática Weibo y posteriormente el hospital universitario de Zhongnan dio a conocer imágenes del caso.

El paciente, identificado como ‘el señor Zhou’ ya tenía problemas de sobrepeso antes de la pandemia, pero las señales de alarma surgieron el 31 de mayo cuando se comunicó con los servicios de emergencia puesto que llevaba 48 horas sin poder conciliar el sueño.



Un día después, el hombre tuvo que ser asistido para sacarlo del apartamento donde vivía y según el reporte de los médicos estaba tan débil que apenas podía pronunciar unas cuantas palabras.

Debido a su estado crítico, permaneció en cuidados intensivos durante nueve días.



El paciente será operado en los próximos días para ayudarle a perder peso, pero primero tiene que bajar 25 kilos.

El hospital de Zhongnan no se ha pronunciado oficialmente sobre las causas del sobrepeso del paciente.


Fotografías: Hospital universitario de Wuhan
Fuente: Blu



publicidad