La Fiscalía pidió la preclusión del caso del médico que disparó y mató a tres personas en medio de un intento de atraco en un puente peatonal en el norte de Bogotá.

El ente acusador consideró que el caso correspondía a un hecho de legítima defensa y le pidió a un juez de Bogotá que se cierre y se elimine cualquier antecedente en el historial del médico.

Un juez 56 de Bogotá avaló los argumentos de la Fiscalía y luego de una audiencia de cerca de cuatro horas decidió que el caso sea cerrado.

La decisión quedó en firme pues no fue apelada por ninguna de las partes.

El hecho se presentó la noche del 30 de enero en el puente peatonal de la calle 123 con carrera 9°, y según dijo en su momento Hernando Benavides Morales, abogado del médico, el asesinato de los tres presuntos ladrones fue un acto de legítima defensa y se dio después de que el médico recibiera golpes con la cacha de un revólver y sufriera heridas con un arma blanca.

El defensor también indicó que los hombres habían intentado arrastrar a su cliente a un vehículo.

De los tres fallecidos se supo que sumaban entre todos más de 20 anotaciones judiciales por hurto a personas, hurto a viviendas, receptación, porte de armas y suplantación de autoridad, entre otros.

De otro lado, además de los tres presuntos ladrones, una cuarta persona fue capturada, se trata de Óscar Andrés Besabe Díaz, señalado por la Fiscalía de ser el conductor del carro implicado en el intento de hurto al médico. El hombre fue capturado minutos después de que sus supuestos cómplices intentaran atracar al médico y luego de que este les disparó.

A este cuarto implicado el ente acusador no le imputó cargos y lo acusó por el intento de robo sino por receptación y falsedad marcaria, debido a que el vehículo en el que se movilizó era robado y además tenía placas falsas.

Fuente: ET





publicidad