Un insólito caso de violación al aislamiento durante la pandemia del coronavirus COVID-19 se presentó en el municipio de Tasco, Boyacá. Una pareja contagiada se desplazó hasta allí proveniente de Cundinamarca y, además, protagonizó una pelea.

Miembros de la Policía se enteraron de la situación luego de trasladar a tres personas, entre ellas la pareja, hacia una estación por violencia intrafamiliar. En este lugar, una de ellas manifiesta que su esposa es positiva para coronavirus.

“Cuando la patrulla está haciendo el procedimiento de imposición de orden de comparendo a estas tres personas, una de ellas le dice a uno de los uniformados que ellos el pasado 14 de julio habían sido notificados como positivo para COVID-19”, dijo el coronel Germán Jaramillo Wilches, comandante de la Policía de Boyacá.

Por tal razón, la Policía puso la situación en conocimiento de la Secretaría de Salud de Boyacá, la cual adelanta la coordinación correspondiente con su homóloga de Cundinamarca, donde reside la pareja contagiada.

“Se establece que estas dos personas habían sido notificadas de haber dado positivo para COVID-19 en Madrid y se encontraban en este momento en Tasco, donde viven los padres de la compañera sentimental involucrada en el caso de violencia intrafamiliar”, aseguró el oficial.

El coronel Jaramillo explicó que la pareja habría llegado a Tasco en la noche del martes de la semana anterior para pasar la cuarentena en este municipio.

“Es allí donde se presenta el caso de violencia intrafamiliar entre la pareja y es donde la Policía tiene conocimiento de la situación y se desarrolla toda la historia del desplazamiento que la pareja había hecho entre Cundinamarca y Boyacá”, anotó.

Finalmente, las autoridades señalaron que, como consecuencia del irresponsable acto de la pareja, tres de sus familiares debieron ser aislados y también cuatro policías.

Tomado de Noticias Caracol






publicidad