En la lucha frontal tráfico de estupefacientes en Colombia, la fiscalía general de la nación reveló que en los meses de julio y agosto han sido incautadas 22 toneladas de estupefacientes que pretendían abastecer las bandas de microtráfico en las ciudades.

Por estos hechos 61 organizaciones criminales fueron desarticuladas y 540 personas fueron capturadas.

Los resultados hacen parte de la estrategia investigativa de la fiscalía general de la Nación que busca desarticular y judicializar a las estructuras que, en tiempos de aislamiento preventivo, persisten en su propósito criminal de lucrarse del tráfico local de estupefacientes y la instrumentalización de niños, niñas y adolescentes; y ponen en riesgo la salud y la vida de la ciudadanía.

Durante todo julio y hasta agosto 7, fueron ejecutadas acciones judiciales y operativas en las que la Fiscalía, a través de la Delegada para la Seguridad Ciudadana y el CTI, y en un trabajo articulado con la Policía Nacional y el Ejército Nacional, atacó toda la cadena ilícita, desde el cultivo y la producción de las sustancias, hasta el transporte y comercialización.

De acuerdo al reporte, en estos meses (Julio y agosto), se realizaron diligencias de registro y allanamiento que permitieron desarticular 61 bandas de narcomenudeo y capturar a 540 personas vinculadas al tráfico local de drogas. Asimismo, fueron incautadas algo más de 13 toneladas de marihuana (13.455 kilogramos) y cerca de ocho toneladas de cocaína (7.596 kilogramos).

Declaración Fiscal General de la Nación Fernando Carrillo Flórez, se refiere a estos resultados contra redes de tráfico de estupefacientes.

Las intervenciones judiciales permitieron liberar zonas públicas como parques, entornos educativos y áreas residenciales en las que la distribución de estupefacientes impactaba la seguridad ciudadana.


publicidad