A un problema ambiental irreparable, estaría expuesta una vasta zona de la vereda El Silencio ubicada en inmediaciones del Distrito Regional de Manejo integrado Serranía de Peñas Blancas en Acevedo por la tala del bosque primario para dar paso a un extenso cultivo de aguacate.

La situación que fue puesta en conocimiento de las autoridades por parte de la comunidad hizo que el Concejo Municipal sesionara de forma descentralizada en la zona a fin de conocer en detalle la situación y tomar acciones frente a la problemática.

Se conoció que inversionistas privados habrían emprendido acciones para establecer una gran plantación comercial de aguacate pero sin el lleno de los requisitos legales y ambientales para intervenir el terreno que se encuentra dentro de una zona estratégica de protección ambiental, por lo que al socolar el rastrojo y talar los árboles que hacen parte de la reserva natural, afectan las fuentes hídricas que surten de agua a los acueductos de las veredas La Unión, Cristo Rey, La Victoria, La Marimba, Corinto, Los Ángeles y el Diviso.

 

Otra de las preocupaciones que los habitantes hicieron a las autoridades, entre ellas el director territorial sur de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM Carlos Andrés González Torres, tiene que ver con el uso de una aeronave en las labores de aplicación de insumos químicos, lo que afectaría aún más el estado del ecosistema.

Ante la situación, de manera conjunta el alcalde Gentil Tapiero Buitrago, como el coordinador de la máxima autoridad ambiental del Huila para la zona sur, se comprometieron a efectuar las acciones de verificación y control correspondientes para lo cual enviarán a la Policía de Carabineros y el Ejército a fin de aplicar junto con funcionarios de la CAM una medida cautelar que detenga las acciones de afectación al ecosistema y se garantice para la comunidad la implementación de un plan de manejo ambiental por parte de los encargados de la plantación.

publicidad