Un Joven tendero de la vereda Cabeceras del corregimiento de Bruselas aseguró que recibió un comparendo por la policía luego de vender por ventanilla un medicamento (Acetaminofén) y unos pañitos húmedos.

Según el joven el comparendo le fue aplicado por atender presencialmente el día domingo acción que está prohibida después de la 1:00 pm, además añadieron en el comparendo que estaba vendiendo bebidas embriagantes, algo confuso para él, ya que las mismas autoridades habrían expresado que si podía atender por ventanilla y señala que estaba vendiendo un medicamento de primera necesidad, nunca vendió bebidas alcohólicas.

El hombre se acercó el día siguiente a la oficina de inspección de Policía a exigir revisión de su caso, pero para presentar la apelación debía cancelar el comparendo, a lo que por obligación accedió.

Para él es indignante saber que tubo que pagar el comparendo para que entrara a revisión ya que no fue por vender bebidas alcohólicas, además expresa que es injusto que la ley aplique en estos casos y no se vea reflejada en los distintos establecimientos o casas en las que realmente expenden bebidas embriagantes, generan aglomeración y violan lo decretado como la ley seca.

 


publicidad