En un comunicado titulado ‘Duque debe irse’, reaparecieron ‘Iván Márquez’, ‘El Paisa’, ‘Santrich’ y ‘Romaña’, quienes hacían parte del proceso de paz, pero decidieron rearmarse y formar lo que denominaron ‘La Segunda Marquetalia’. Allí, con una imagen en la que portan uniformes marcados con ‘FARC-EP’ y con armas muy sofisticadas, piden la renuncia del presidente Iván Duque porque es “un gobierno ilegítimo”.

 

“Duque debe irse anticipadamente de la Presidencia de la República, porque es un mandatario ilegítimo, porque le quedó grande el más elevado cargo de la Nación, porque quiere generalizar el caos destruyendo el equilibrio de poderes al incurrir en desacato y cuestionamiento público a decisiones de la Corte Suprema de Justicia, porque quiere borrar a plomo las movilizaciones sociales que hoy estremecen al país, y porque Colombia no quiere la dictadura”.

 

Los tres disidentes hacen énfasis en la paz e insisten que “este cuatrienio de Duque, a nombre de Uribe, es una maldición que está dañando nuestro futuro de la manera más irracional y absurda”.

 

“Cuando nos ilusionamos con la posibilidad de inaugurar una nueva era de paz, el gobierno Duque-Uribe convirtió la destrucción del más hermoso sueño de los colombianos”.

 

Manifiestan que se debe poner punto final  al exterminio de líderes sociales y de excombatientes de las FARC que ya superan los mil muertos luego de la firma del acuerdo de paz.

 

Finalmente, el comunicado refiere que se necesita  un gobierno de manos limpias que empiece a extirpar el cáncer de la corrupción, que escuche a los estudiantes, a las mujeres, a los indígenas, a los negros, a la población LGTBI y demás sectores discriminados, que le devuelva la salud al pueblo y que implemente medidas de choque social orientadas a liberar a la gente de la pobreza.


publicidad