La policía de Vietnam incautó aproximadamente 345.000 preservativos, que se habrían limpiado después de ser usados y estaban listos para ser vendidos.

Las autoridades llegaron a un almacén en la provincia sureña de Binh Duong para confiscar docenas de bolsas que contenían los anticonceptivos usados, los cuales estaban esparcidos en el piso de la bodega.



De acuerdo con las imágenes transmitidas por la televisión estatal de Vietnam VTV, las bolsas pesaban más de 360 kilogramos, equivalentes a 345.000 condones. La información fue notificada por los oficiales encargados del caso.

Según lo dicho por el dueño de la fábrica clandestina, él habría recibido una “entrada mensual de condones usados de personas desconocidas”, informó el periódico estatal Tuoi Tre. Otra mujer detenida durante la clausura, le dijo a la policía que los profilácticos usados ‘'primero se hervían en agua, luego se secaban y se les daban nueva forma en un falo de madera, antes de volver a empaquetarlos y revenderlos’’.

Según la policía, una mujer detenida había recibido 0,17 dólares por cada kilogramo de condones reciclados que producía. La televisión estatal de Vietnam, informó que no estaba claro cuántos de los condones reciclados ya se habían vendido.

Fuente: Semana 

publicidad