Consternadas se encuentran las comunidades indígenas del municipio de La Vega, Cauca luego que una comunera del resguardo de Pancitará tomara la drástica decisión de acabar con la vida de su pequeño hijo para luego suicidarse.

 

Como bien explicaron líderes indígenas de esta zona, ayer en la tarde la víctima, Lady Viviana Jiménez, de 29 años de edad, se peleó con su compañero sentimental y luego se encerró en su lugar de habitación, tras tomar a su bebé, de un año y medio de edad.

 

Pasaron las horas y la comunera nunca salió de la residencia, por eso procedieron a ingresar, encontrando obstáculo para hacerlo.

 

«Una niña, cercana a la familia, pidió ayudar a los vecinos al ver que Lady no respondía a los llamados, ni tampoco se podía entrar, entonces procedieron asomarse por una ventana y observaron que la mujer colgaba del techo y al lado, en una cama, estaba el bebé, acostado», indicaron líderes nativos de la zona.

 

Tras esto, ingresaron y ya comprobaron que la mujer se había ahorcado con una soga y que el pequeño no registraba signos vitales, por eso presumen que la mujer primero acabó con la vida de su hijo y luego ejecutó la drástica decisión.

 

Luego del descubrimiento, la comunidad procedió a informar a las autoridades del resguardo y los funcionarios del CTI de la Fiscalía.


Publicidad