Los dueños de restaurantes del municipio de Pitalito, nuevamente se ven afectados por las decisiones administrativas municipales que se han tomado para regular los contagios de covid-19.

Según el último decreto municipal número 456 del 21 de octubre, el toque de queda inicia desde las 7:00pm y culminan a las 5:00am durante los días 23, 24, 25, 30 y 31 de octubre, al igual que los días 01 y 02 de noviembre, donde las únicas excepciones aplican para los servicios de salud y las gasolinerías.

Esto significa, que los domicilios están prohibidos durante ese horario en los próximos fines de semana, afectando económicamente a los propietarios de restaurantes, trabajadores y a la ciudadanía que no tenía conocimiento de esta nueva medida.

Según indican los restauranteros, sus teléfonos no paran de sonar y lamentablemente le deben indicar a sus clientes que no están autorizados para ofrecer sus servicios.

La asociación gastronómica de Pitalito Asogaspi, se ha comunicado con la administración municipal para pedir estar dentro de las excepciones como se hizo durante la cuarentena ya que inicio la temporada de fin de año y les están negando la oportunidad de reactivarse económicamente, pero hasta el momento no han obtenido respuesta del mandatario municipal.

 

 


Publicidad