Hoy venció el plazo  establecido por la Agencia Nacional de Infraestructura para la cesión del contrato, que en este momento está a cargo de Aliadas para el progreso.

La vía Santana – Mocoa – Neiva fue incluida en el proyecto 4G y adjudicado en agosto de 2015 por un valor de 2.969 billones de pesos, contratado en el 2015. Donde se tenía como plazo de entrega el 2019.

La obra, estimaba la doble calzada Neiva – Campoalegre,  además de mejorar el resto de la vía con puentes, aumento del ancho de la vía y la construcción de algunos km  para reemplazar ciertos tramos de la ruta actual. Una obra vial que quedó paralizada con 5% ejecución y las obras se encuentran sin avance debido a problemas de financiamiento que afectó la concesión en el 2107.

A pesar, que se indicó que la empresa China CCA tenía intensiones de tomar el contrato de la concesión, se venció el plazo estipulado por la Agencia Nacional de Infraestructura sin que esto pasara, y dejando en vilo las próximas inversiones para la ruta 45 que se encuentra en deplorable estado.

Según informó el portal La Gaceta, la Senadora Esperanza Andrade, fue quien confirmó que no hay nada que hacer en relación a una nueva concesión. «Ayer recibí información de Invías y de la ANI, que finalmente los chinos no llegaron a hacer la cesión del contrato y acuérdese que en la última reunión quedamos que si a hoy 30 de octubre los chinos no hacían la cesión del contrato, se inicia el proceso de caducidad, que fue lo que siempre quisimos evitar para que se pudiera ejecutar la obra inmediatamente con el cesionario del contrato».

Ahora solo queda esperar el pronunciamiento oficial del gobierno nacional, la ANI e INVIAS, para determinar las inversiones que se realizarán con el dinero que está en una fiducia, sobre el cual se espera la intervención en un plazo no superior a los 6 meses de los puntos críticos de la ruta 45.

Publicidad