Una propuesta biodegradable, que tiene como fin la reducción del consumo de plásticos de un solo uso, es la que adelanta el laboyano Juan Pablo Ruiz, junto con su equipo de trabajo en la empresa D´Guadua SAS, ubicada en el municipio de Isnos en el sur del Huila.

“Fabricamos envases biodegradables a partir de las hojas caulinares de la guadua, caídas de forma natural, recolectadas por población rural y transformada mediante procesos no contaminantes, apostándole así a una economía circular limpia.  Nuestros productos tienen repercusión social directa en el desarrollo rural y protección ambiental.” Indican a través de sus publicaciones en la página oficial. 

Estos platos desechables, a diferencia los convencionales que necesitan de 100 a 400 años para descomponerse en el ambiente, sólo requieren de 8 a 12 semanas, para incorporarse de nuevo al ambiente sin generar impactos negativos por contaminantes.

Esta empresa, que ha generado innovación, y además presenta una alternativa ambiental para la región, ofrece la posibilidad de trabajar con el campesinado al tiempo que se genera consciencia en el cuidado de los distintos ecosistemas desde el campo, ofreciendo alternativas sustentables.

Publicidad