Un paciente con coronavirus COVID-19 , en Estados Unidos, quiso tener un gesto de agradecimiento con el personal de la salud que lo está cuidando en estos duros momentos.

 

Una de las enfermeras contó que aceptó el ofrecimiento que Grover Wilhemsen les hizo, “un concierto”, el hombre no puede hablar, está intubado, así que dejó que su violín transmitiera el mensaje.

 


“Se me llenaron los ojos de lágrimas. Que todo el personal viera a un paciente haciendo esto mientras estaba intubado fue increíble”, dijo una de las enfermeras ante el conmovedor gesto.

 

Al final, Grover Wilhemsen escribió en una hoja que ese concierto era lo único que podía ofrecerles a manera de agradecimiento.

Fuente:Noticias Caracol 

Publicidad