Los jueces de un tribunal de la región peruana de Ica archivaron una denuncia por violación sexual presentada en 2019 por una joven de 20 años bajo el argumento de que la denunciante usaba ropa interior roja.

 

La información fue confirmada por la Fiscalía luego de que medios locales señalaran que el tribunal, integrado por dos mujeres y un hombre, consideró para desacreditar la acusación que "la supuesta personalidad que presenta la misma (tímida) no guarda relación con la prenda íntima que utilizó el día de los hechos".

 

Los jueces mencionaron, además, que en los testimonios de la denunciante existirían "omisiones", mientras que el imputado sostuvo que fue acusado "por venganza".

 

Tras hacerse públicos esos argumentos, la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) informó este lunes que iniciará una investigación preliminar del caso, mientras que la Fiscalía solicitó la nulidad de la sentencia y que se abra un nuevo juicio.

 

El Ministerio Público señaló que la resolución fue tomada el pasado jueves por los integrantes del Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial Transitorio Zona Sur en un proceso abierto en Ica, una ciudad ubicada unos 300 kilómetros al sur de Lima, por presunta violación contra un hombre de 22 años.

 

Los magistrados incluyeron en sus argumentos que "la máxima de la experiencia" indica que el uso de "este tipo de atuendo interior femenino suele usarse en ocasiones especiales para momentos de intimidad".

 

"Por lo (que) conlleva a inferir que la agraviada se había preparado o estaba dispuesta a mantener relaciones sexuales con el imputado", agregaron.

Fuente: Noticias Caracol


Publicidad